La revista médica The Lancet Diabetes & Endocrinology publica un estudio este mes y entre sus conclusiones queremos destacar que considera a los aceites de oliva como un gran aliado en la lucha contra la obesidad.

En un estudio en el que han participado 7500 hombres y mujeres, con múltiples factores de riesgo cardiovascular y diabetes tipo 2, se les asignó dietas durante un periodo de 5 años que incluían cantidades de Aceite de Oliva en exceso.

Después de este periodo el resultado evidenció que, aunque el consumo de grasa en la dieta había sido superior, ello no se transformó en una mayor ganancia de peso, obteniendo en algunos casos pruebas con menor aumento de peso. 

Y es que todas las grasas no son iguales, y las propiedades del aceite de oliva no solo ayudan a disminuir el riesgo de infarto o ictus sino que también disminuyen el riesgo de padecer la gran epidemia de nuestro siglo, el sobrepeso.


Web: The Lancet Diabetes & Endocrinology