Aceite de oliva importado de España

España no solo es el principal productor de aceite de oliva de Europa (66% de la producción de la UE), sino también el mayor exportador del mundo, donde está presente con el doble de producción en comparación con el resto de países exportadores.

El aceite de oliva español es exportado a más de 180 países en los 5 continentes. En términos de comercio, la UE representa alrededor del 65% de las exportaciones mundiales. Los principales países importadores del aceite de oliva no europeos, son Estados Unidos, Brasil y Japón.

¡Veamos más sobre las importaciones mundiales de aceite de oliva!

 

La tendencia positiva del Aceite de oliva importado de España

 

Así lo demuestra un informe reciente de la Comisión Europea, que, en lo que respecta a Europa, registró un + 15,6% en exportaciones a países no europeos entre octubre de 2019 y septiembre de 2020, en particular a Australia (+ 37,5%), Brasil (+ 31%) y Canadá (+ 28,1%). Por lo que respecta a España, en cambio, las exportaciones extraeuropeas aumentaron un 2% entre octubre de 2019 y septiembre de 2020, una cifra menos dinámica que el año anterior.

España busca políticas para promocionar el AOVE en mercados emergentes, así como en sectores como la restauración, empresas de productos gastronómicos gourmet, grandes cadenas de distribución alimentaria y el sector hotelero.

Según el Consejo Oleícola Internacional, los 5 países que más importan aceite de oliva virgen extra, son: Estados Unidos, Japón, Brasil, Canadá y China.

 

Países importadores de aceite de oliva español

 

Importación de aceite de oliva en Alemania

 

En Alemania, el consumo de aceite de oliva por habitante se cifra en aproximadamente 0,4 litros, significativamente inferior al consumo en países mediterráneos. Sin embargo, hay que destacar que el aceite de oliva se ha erigido como el aceite vegetal con mayor crecimiento en el mercado alemán, y que se espera que el volumen de ventas de aceite de oliva siga aumentando significativamente en los próximos años.

De 2019 a 2020, el consumo de aceite de oliva en Alemania aumentó de 69.300 toneladas a 88.300 toneladas.

España pudo beneficiarse de este aumento creciente de las importaciones que pasaron de 15.800 toneladas a 24.000 toneladas, asegurando una cuota de mercado que del 2,3% alcanzó el 3,7% en 2020. De este segmento de mercado, el 95% está representado por el aceite de oliva virgen extra.

 

Importación de aceite de oliva en Rusia

 

Rusia es un mercado de gran importancia para el aceite de oliva español. Aunque se consume principalmente aceite de girasol, que cubre el 67,4% de las necesidades nacionales.

El aceite de oliva tiene un cuota de un 3% tanto en términos de valor como de volumen, aunque lejos del casi 33 % de aumento que experimentó el mercado en 2016.

El consumidor ruso reconoce el aceite de oliva virgen extra como un producto con cualidades nutricionales superiores, pero aún no es capaz de comparar adecuadamente los diferentes tipos de aceite de oliva.

El perfil del consumidor ruso de aceite de oliva se caracteriza por personas de edad avanzada (uso de aceite de oliva con prescripción médica) y por personas económicamente adineradas que poseen la cultura de la alimentación sana y la buena alimentación.

 

Importación de aceite de oliva en Reino Unido

Las importaciones de aceite de oliva español hacen frente a una fuerte competencia en el mercado británico. Los aceites vegetales y de semillas son cada vez más importantes, sin olvidarse de la mantequilla o la margarina, bastante arraigados en la cocina inglesa.

Aun así hay que tener en cuenta que el consumidor británico muestra gran interés por una dieta más sana y equilibrada. Esto, junto con la creciente popularidad de la gastronomía española, el fenómeno de los bares de tapas y las nuevas tendencias alimenticias han hecho que haya pasado de ser un producto desconocido a ocupar cada vez más espacio en los lineales de los establecimientos.

A pesar de que en la campaña 2018/19, el consumo de aceite de oliva disminuyó ligeramente de 61.100 toneladas a 60.800 toneladas, España sigue siendo el principal exportador de aceite de oliva a Reino Unido, exportando más del doble que Italia, la otra gran potencia exportadora de aceite de oliva.

 

Importación de aceite de oliva en Francia

El aceite de oliva sigue siendo el aceite vegetal más utilizado en Francia después del aceite de girasol. El consumo de aceite de oliva en este país se divide entre el consumo directo que se estima en 75-85 millones de litros y el uso en los sectores agroalimentario y cosmético que representan un mercado de 15-20 millones de litros.

Francia es el menor productor de aceite de oliva entre todos los países mediterráneos, ya que solo la región sureste del país se encuentra en la zona climática mediterránea donde el cultivo del olivo se remonta a la época de la antigua Grecia.

España, con unas exportaciones a Francia de 80.300 toneladas en 2020 por un valor total de 271,09 millones de euros, se ha consolidado en los últimos años como el primer proveedor de aceite de oliva de Francia, tanto en términos de valor como en términos de volumen, representando el 65,95% del volumen y el 63,92% del valor.

 

Importación de aceite de oliva en China

Las importaciones de aceite de oliva han mostrado una tendencia positiva en los últimos años. En este sentido, cabe señalar que las importaciones de aceite de oliva virgen extra se han multiplicado por diez en volumen en el espacio de cinco años.

Italia y España son los principales proveedores de aceite de oliva virgen en Hong Kong, agrupando entre ambos más del 84% del mercado por valor. En 2019, Italia ha exportado el 57% (cerca de 4 millones de euros) del aceite de oliva virgen en valor y España el 17% (cerca de 1,2 millones de euros). Otros competidores como Grecia, Reino Unido o Portugal quedan muy lejos de las cifras alcanzadas por España e Italia.

Las ventas de aceites y grasas para cocinar en China están dominadas por los aceites vegetales y de semillas.

El aceite de oliva es percibido como un producto saludable y más exclusivo que el resto de aceites para cocinar. Los cuatro grandes grupos de consumidores que compran aceite de oliva son los emigrantes, los chinos con formación en occidente, de clase media y alta concienciados por la salud y los turistas occidentales a través del canal HORECA.

 

Importación de aceite de oliva en Japón

El mercado del aceite de oliva en Japón es muy importante para las empresas españolas del sector. Al no existir apenas producción nacional, la dependencia de las importaciones es casi del 100%.

El consumo de aceite de oliva per cápita en Japón es todavía muy inferior al de otros países donde tampoco forma parte de la dieta tradicional. Se trata de un mercado en crecimiento.

En los últimos cinco años las importaciones han aumentado un 20%. Japón importó 70.128 toneladas de aceite de oliva, por valor de 245,3 millones de euros, lo que sitúa a Japón como el octavo mayor importador de aceite de oliva a nivel mundial.

España finalizó el ejercicio 2020 con un total de 45.548 toneladas y 137,2 millones de euros exportados a Japón, frente a las 20.555 toneladas y 92,6 millones de euros alcanzados por los aceites italianos. Esto supone un porcentaje del 64,9% del volumen total y 55,9% en términos de valor, frente al 29,3% y 37,8% de Italia respectivamente.

 

Importación de aceite de oliva en Estado Unidos

Estados Unidos es el primer mercado en consumo de aceite de oliva fuera de la UE, con unas ventas de más de 360 mil toneladas en 2020. Este dato supone cerca del 12% del consumo mundial de aceite de oliva, sólo por detrás de la UE. En 2019 se consumieron unas 350 mil toneladas de aceite, con un valor estimado en precios minoristas de 3.392 millones de dólares.

Se trata de un mercado de importación, ya que Estados Unidos produce muy poco aceite de oliva. El mercado está dominado por el aceite de oliva virgen extra, que representa una media de más de tres cuartos de las importaciones. Desde 2016 España es el proveedor líder de EE. UU. en volumen, en valor, está ligeramente por detrás de Italia. Esto se debe a que España es fuerte en la exportación de aceite a granel y más débil en la exportación de aceite embotellado, segmento que lidera Italia.

El consumidor medio americano ve el aceite de oliva como una commodity; con todo, cada vez son más los consumidores americanos que incorporan aceite de oliva a su dieta por razones de salud y por su calidad, habiéndose producido un importante aumento del consumo en la última década.

Pese a la COVID-19, las importaciones de aceite de oliva en Estados Unidos en el periodo enero–julio de 2020 en comparación al mismo periodo 2019 aumentaron en volumen (48 mil toneladas más) y en valor (17,87 millones de dólares). No obstante, España ha visto reducidas sus cifras tanto en volumen como en valor debido a la aplicación del arancel del 25% “ad valorem” impuesto como consecuencia de la disputa Boeing-Airbus. Esta situación de guerra comercial entre EE. UU. y Europa es ahora mismo la mayor preocupación de los exportadores españoles de aceite.

 

Fuentes: https://ec.europa.eu/ e https://www.icex.es/

 

 

 

En Aceites Albert llevamos nuestros aceites a más 30 países. Alrededor del 40% de nuestra producción se destina a la exportación.