Cada vez más consumidores están atentos a la calidad de los productos que encuentran en la mesa, en el hogar y aún más en el restaurante. Si es cierto que hoy, como siempre, el turismo avanza hacia la dimensión de la experiencia, de hecho, se habla de turismo experiencial, lo que ciertamente se aplica a la restauración: el consumidor desea experimentar experiencias únicas, diferentes e irrepetibles: una gran posibilidad para la restauración que tiene las credenciales adecuadas para hacer un viaje a través de los sabores de nuestra tierra gracias al aceite de oliva, favoreciendo así los productos con DOP y la cadena de suministro local.

Aceites Albert presenta sus aceites en la exposición mundial más importante de innovaciones alimentarias, SIAL París. Del 21 al 25 de octubre de 2018, los productos de la gama Casalbert Selección y los Aceites Virgen Extra y Oliva Virgen, participan en este prestigioso escaparate internacional como embajadores del Made in Spain y la Comunidad Valenciana.

Las variables detrás de un aceite de oliva virgen extra son numerosas y no se pueden traducir a procesos sencillos. Todo maestro de mezcla lo sabe y ha aprendido "sobre el terreno" a elegir el grado correcto de madurez de las aceitunas, tanto para determinar los aromas como los sabores del AOVE.

En el mercado existen diferentes tipos de aceite de oliva cuya diferencia depende del cultivo de las aceitunas, su origen geográfico, el procesamiento y el porcentaje de acidez contenida en el aceite. Entre los aceites se encuentra el orujo de oliva, veamos cuáles son sus características.