Especialistas y especializados en la producción, envasado y distribución de aceites, la experiencia y la trayectoria de seis décadas constituyen nuestra mayor garantía

 

 

 aove m

Desde 1959 en Aceites Albert nos dedicamos exclusivamente al aceite, desde la producción a la distribución pasando por el envasado y la comercialización. Y durante estas casi seis décadas, el Aceite de Oliva Virgen Extra (cuyas siglas son AOVE) se ha convertido en uno de nuestros productos de referencia.

El AOVE es el zumo de aceitunas más puro y de mayor calidad, ya que por su extracción mecánica y natural, el aceite de oliva virgen extra conserva polifanoles y vitaminas presentes en el zumo de forma natural, que no presenta ni aditivos ni conservantes. Sólo el aceite de oliva de mayor calidad está calificado como Aceite de Oliva Virgen Extra.

De este modo, los atributos más característicos de un aceite de oliva AOVE están determinados por el tipo de aceituna, el momento de la recolección, el aroma y por supuesto, el sabor.

La calidad, composición y características del aceite de oliva están condicionadas por factores muy diversos como aspectos genéticos, dependientes del tipo de variedad de aceituna de la que procede; factores ambientales, como latitud, altitud, condiciones climáticas y factores agronómicos como el manejo, fertilización, riego, etc.

La recolección, realizada cuando la aceituna se encuentra en su punto óptimo de maduración, es uno de los momentos clave para la obtención de un aceite de calidad. Durante la molienda, se separa la pulpa del aceite a través de distintos niveles de prensado. El mejor aceite se extrae de la aceituna molida en un proceso de 20 minutos de duración que se realiza a una temperatura máxima de 19º .

Para obtener AOVE se separa mediante una centrifugación vertical, el aceite del resto de componentes: el orujo -restos sólidos de carozo y pulpa- y el alpechín –restos líquidos de agua y aceite-.

 

Tres tipos de AOVE

Aceites Albert dispone de tres tipos de AOVE, elaborados con distintas variedades de aceituna, como la picual o la serrana, una variedad autóctona de la Comunidad Valenciana, territorio que presenta varias zonas de Denominación de Origen Protegida como la Sierra de Espadán, donde crece esta variedad serrana de color dorado verdoso, con un gran cuerpo y sabor muy afrutado, de maduración temprana y buen rendimiento graso, que se cultiva principalmente en la comarca del Alto Palancia, el Parque Natural de las Sierras Calderona y Espadán, o los alrededores.

España es el primer productor mundial de aceite de oliva, con más del 97%. La Comunitat Valenciana representa el 9% de la producción del aceite nacional, y cuenta con 28 almazaras inscritas en una Denominación de Origen Protegida, es decir aceites únicos procedentes de la Comunidad Valenciana que no se encuentran en ningún otro lugar.

El órgano regulador del aceite en la Comunidad Valenciana establece unos requisitos para que el zumo de la aceituna pueda ser catalogado como virgen extra, como AOVE. Así, se exige que la recolección se realice directamente del árbol por métodos de ordeño o vibración, además de extender mantas sobre el suelo para evitar el deterioro de la oliva o su contacto con las máquinas cosechadoras.

Asimismo, el sistema de transporte de la aceituna desde el olivar a la industria debe realizarse a granel, bien en cajas o bien en contenedores rígidos de capacidad limitada, o en remolque, con el objetivo de evitar el daño o deterioro del fruto. El transporte en sacos está prohibido. El plazo máximo que puede transcurrir entre la recolección en el campo y el procesado en la industria es de 48 horas.

El grado de acidez de un AOVE no puede sobrepasar el 0’8º y precisamente su composición hace que el aceite de oliva virgen extra sea uno producto que ofrece numerosos beneficios para la salud, de ahí las recomendaciones para su uso en la dieta y su ingesta a cualquier edad.

 

Los beneficios del aceite de oliva virgen extra

El AOVE contiene vitamina E, por lo que el consumo de aceite de oliva virgen previene la oxidación del denominado colesterol malo que impide un flujo sanguíneo correcto, motivos por los que está especialmente recomendado en la alimentación para la infancia y la tercera edad. Además, el antioxidante de los polifenoles del aceite de oliva previene el envejecimiento celular y la formación de células cancerígenas, mientras las grasas monoinsaturadas ayudan a recibir los niveles de colesterol. Asimismo, contribuye al endurecimiento de los huesos y reduce el riesgo de aparición de úlceras gástricas.

Contrariamente a lo que pueda parecer, el aceite oliva virgen extra es también recomendable para la elaboración de fritos, ya que presenta un bajo índice de filtración en los alimentos ya que las variaciones químicas que produce en la fritura son pequeñas y lentas.

Cualquiera que sea su variedad, el aceite de oliva virgen extra es un producto sensible que ofrece infinitas posibilidades y su consumo constituye una auténtica experiencia. Conscientes de ello en Aceites Albert trabajamos para ofrecer los mejores aceites.