Oleocantal: Clave en los Beneficios Saludables del Aceite de Oliva Virgen Extra

En el corazón de la dieta mediterránea, el aceite de oliva virgen extra es reconocido no solo por su sabor y versatilidad culinaria, sino también por sus notables beneficios para la salud. Entre sus componentes, el oleocantal, un fenol natural exclusivo de este aceite, destaca por sus notables propiedades. Descubierto en las últimas décadas, el oleocantal ha capturado la atención de científicos y aficionados a la gastronomía por igual.

Este artículo profundiza en su descubrimiento, sus características sensoriales y cómo contribuye a la salud general, ofreciendo una mirada profunda a este compuesto esencial.

 

Descubrimiento e Historia del Oleocantal

La historia del oleocantal se inicia con Gary Beauchamp, biólogo y doctor en biopsicología del prestigioso Monell Chemical Senses Center de Philadelphia. En una conferencia de nutrición molecular en Sicilia en 1999, Beauchamp experimentó una sensación picante en la garganta después de probar un aceite de oliva virgen extra. Esta sensación le recordaba a la del ibuprofeno, un antiinflamatorio no esteroideo. Este paralelismo despertó su interés, llevándolo a investigar más a fondo. Descubrió que el aceite de oliva virgen extra contenía un compuesto, posteriormente nombrado oleocantal, cuyas propiedades eran similares a las del conocido fármaco. Este descubrimiento no solo fue una coincidencia fortuita sino un importante avance en la comprensión de los beneficios para la salud del aceite de oliva.

Gary K. Beauchamp es un distinguido miembro, presidente y director emérito del Monell Chemical Senses Center

 

Propiedades y Paralelismos con el Ibuprofeno

En 2005, la prestigiosa revista «Nature» publicó un artículo de Beauchamp y sus colaboradores en el que se exponía la similitud en la actividad farmacológica entre el oleocantal y el ibuprofeno, ambos actuando como antiinflamatorios. Aunque difieren en su estructura química, las dos moléculas inhiben la enzima ciclooxigenasa (COX), crucial en la síntesis de prostaglandinas. El estudio reveló que el oleocantal, a concentraciones equivalentes, mostraba una capacidad superior para inhibir las enzimas COX1 y COX2 en comparación con el ibuprofeno.

(Beauchamp, G.K., Keast, R.S.J., Morel, D., Lin, J., Pika, J., Han, Q., Lee, C-H, Smith, A.B. III, Breslin, P.A.S. Ibuprofen-like activity in extra-virgin olive oil. Nature, 2005, 437, 45-6).

Química del Oleocantal

El oleocantal es un éster del tirosol, cuya estructura química tiene una relación estrecha con la oleuropeína, otro componente del aceite de oliva. Esta conexión es significativa tanto para las propiedades sensoriales como para las farmacológicas del oleocantal. El entendimiento de su estructura química ayuda a explicar sus efectos antiinflamatorios y su impacto en la salud, siendo una pieza clave en el valor nutricional del aceite de oliva virgen extra.

 

Atributos Sensoriales del Oleocantal

Como hemos comentado anteriormente, en 1999, durante una conferencia, Beauchamp tuvo la oportunidad de probar un aceite de oliva virgen extra producido localmente en la granja de uno de los asistentes. Durante esta experiencia, Beauchamp notó una sensación de ardor en la orofaringe, la parte posterior de la garganta, que le recordó a la sensación que experimentaba al tragar ibuprofeno en forma líquida.

Esta curiosa similitud llevó a Beauchamp a plantearse si esta sensación podría indicar la presencia de un agente antiinflamatorio natural en el aceite de oliva virgen extra. Se preguntó si esto podría ayudar a explicar los conocidos beneficios para la salud asociados a la dieta mediterránea.

Sensaciones Únicas del AOVE

Dentro del mundo del aceite de oliva virgen extra, se reconocen tres características sensoriales positivas: su sabor afrutado, amargo y picante.

El amargor característico del aceite de oliva virgen extra se debe en parte a la presencia de oleocantal. Este compuesto se manifiesta como una sensación de ardor en la parte posterior de la garganta.

Es importante notar que la asociación del ardor causado por el oleocantal se siente específicamente en la garganta, no en la boca. Esto se debe a que esta sensación está mediada por los receptores del canal iónico TRPA1, ubicados en la garganta, la cavidad nasal y otras partes del cuerpo, pero no en la boca. Esta particularidad del oleocantal es una de las características únicas que lo distinguen en el mundo de los sabores y atributos del aceite de oliva virgen extra.

 

Beneficios para la salud del oleocantal

Los beneficios para la salud del oleocantal se asocian principalmente con las propiedades antiinflamatorias del compuesto, que Beauchamp y su equipo de investigación encontraron ligeramente más potentes que el ibuprofeno.

Concentración de oleocantal en el aceite de oliva virgen extra

Las investigaciones han encontrado que la concentración de oleocantal en el aceite de oliva virgen extra es de aproximadamente 284 a 711 miligramos por kilogramo. Se estima que las poblaciones mediterráneas típicas consumen entre 25 y 30 mililitros de aceite de oliva virgen extra al día, lo que significa que el consumo diario de oleocantal estaría entre 6,5 y 19,6 miligramos. En comparación, 10 miligramos de oleocantal se consideran una dosis baja de ibuprofeno.

La actividad antiinflamatoria del oleocantal

El mecanismo detrás de las propiedades antiinflamatorias del oleocantal radica en su capacidad para inhibir una enzima conocida como ciclooxigenasa, que está involucrada en la producción de sustancias llamadas prostanoides, desencadenantes de la inflamación.

Como resultado, el consumo de aceite de oliva virgen extra con alto contenido de oleocantal se ha vinculado a impactos positivos en una variedad de enfermedades crónicas relacionadas con la inflamación, subrayando su relevancia en la promoción de la salud.

 

Perspectivas Futuras en la Investigación del Oleocantal

A pesar de la creciente evidencia que respalda los beneficios del oleocantal para la salud y sus posibles aplicaciones, se han encontrado limitaciones notables en el camino hacia el desarrollo de un nutracéutico basado en oleocantal.

Según Beauchamp, una de las principales razones de este estancamiento es la falta de una patente sobre la molécula. Esto significa que cualquier entidad podría replicar los medicamentos derivados del oleocantal, lo que plantea desafíos para las inversiones en investigación y desarrollo por parte de las empresas farmacéuticas.

Además, Beauchamp señala que la obtención de oleocantal implica la extracción del aceite de oliva virgen extra, lo que podría resultar costoso en términos de la cantidad de aceite requerido.

En el horizonte futuro, la opción más viable para aprovechar los beneficios del oleocantal seguirá siendo el consumo de aceite de oliva virgen extra de alta calidad.