“Elegir un aceite de oliva virgen extra ecológico de origen 100% español significa apoyar a los productores locales, la economía de nuestra tierra y, sobre todo, elegir un producto saludable y certificado” Pero, ¿qué se entiende por aceite de oliva virgen extra ecológico y cómo se produce?

 

 

 

¿Qué es el aceite de oliva ecológico?

 

El aceite de oliva ecológico, así como otros productos de la cadena de agricultura ecológica, se refiere a los métodos de producción y cultivo agrícola que utilizan solo sustancias naturales. El uso de sustancias de síntesis química, como fertilizantes, herbicidas, insecticidas, está estrictamente prohibido porque puede causar alteraciones graves en el hábitat natural y, en conjunto, puede afectar negativamente la integridad y la autenticidad de los alimentos.

Apoyar este método de producción para empresas y pequeños productores significa desarrollar un modelo de producción que evite la sobreexplotación de los recursos naturales, mediante la adopción de ciertos principios técnicos:

  • Exclusión de fertilizantes, herbicidas, insecticidas y todos los productos derivados del petróleo.
  • Uso de plantas resistentes y adaptables al territorio
  • Uso de fertilizantes de base orgánica para mejorar el potencial del suelo.
  • Protección de plantas basada en la prevención y respeto al medio ambiente.

 

Los beneficios generados por la agricultura ecológica son innumerables, y valen tanto para nuestra tierra como para el consumidor.

Comprar productos ecológicos significa elegir productos más sanos y saludables para tu salud, pero también significa contribuir personalmente para salvaguardar los recursos de nuestro planeta.

 

¿Cómo se produce el aceite de oliva virgen extra ecológico y por qué debemos elegirlo? 

 

Según el Reglamento CE Nº 1019-2002, se obtiene aceite de oliva virgen extra ecológico, así como para la producción convencional, exclusivamente a partir de aceitunas y únicamente por procedimientos mecánicos de extracción en frío, o solo a través de la prensa de oliva, esto también está confirmado por el reglamento (UE) Nº 1169/2011 según el cual en la etiqueta de un aceite de oliva virgen extra ecológico se requiere la siguiente redacción: "Aceite de oliva de categoría superior obtenido directamente de aceitunas y únicamente por medios mecánicos". Además, no se añaden aditivos químicos.

 

Estas son las principales etapas del procesamiento de aceite de oliva virgen extra ecológico:


Recolección: las aceitunas se recolectan desde la última quincena de octubre hasta diciembre de forma manual o por medios mecánicos (el vareo del olivo), que a través de sus vibraciones hacen que las aceitunas caigan sobre las redes.

Almazara: las aceitunas cosechadas se transportan a la almazara donde se pesan, se limpian, se clasifican por variedad y se realiza el procesamiento real del aceite.

Trituración o molienda: las aceitunas llegan a las trituradoras para ser molidas. El resultado es la llamada pasta de la oliva, que se mezcla gracias a las hélices giratorias especiales cada 20-30 minutos, durante 40-60 minutos, en ausencia de oxígeno y a una temperatura de aproximadamente 25° C / 27° C. Precisamente debido a esta temperatura controlada, se puede definir el aceite prensado en frío.

Extracción: la pasta se introduce en el decantador y el separador centrífugo, donde el aceite se separa del agua de vegetación y del orujo. Este proceso de separación se realiza mediante una gran fuerza centrífuga que mantiene una temperatura constante que no supera los 25° C. El aceite filtrado del decantador se aclara mediante una centrifugadora. Este paso es esencial para eliminar la presencia de agua y fragmentos de pulpa, hueso molido o pellejos que asegura una mejor conservación del aceite.

 

La excelencia de las características organolépticas y nutricionales y el sabor inconfundible del aceite de oliva virgen extra ecológico hacen de este producto un elemento fundamental para la salud y el bienestar de nuestro organismo. Elegir un aceite de oliva virgen extra ecológico de origen 100% español significa apoyar a los productores locales, la economía de nuestra tierra y, sobre todo, elegir un producto saludable y certificado.

 

Entonces, ¿por qué elegirlo?:

 

  • Es rico en ácido oleico y polifenoles.

  • Aporta la seguridad de llevar un producto de máxima calidad a la mesa.

  • Está libre de pesticidas, libre de fertilizantes químicos, fungicidas, herbicidas y hormonas artificiales.

  • Redescubres un sabor antiguo, puro y genuino.

  • Condimento ideal para vegetarianos y veganos.

  • Encaja completamente en la categoría de "grasas saludables"

 

Y tú, ¿qué aceite consumes? ¿Alguna vez has probado nuestro aceite de oliva virgen extra ecológico? ¡Cuéntanos tu experiencia!

aceite de oliva virgen extra ecologico