En mayo se inaugura la temporada de comuniones y, por tanto, de regalos. En las celebraciones de la primera comunión los obsequios han ido cambiando su significado a lo largo de los años, ya no son un mero objeto impersonal destinado a convertirse en un adorno y que eventualmente se abandonará en un estante o dentro de un armario; son, en cambio, un elemento muy importante, elegido con atención cuidadosa, en el que se refleja y se encuentra el cariño con el que los padres han preparado la celebración, obteniendo así un gran significado tanto para quienes los dan como para quienes los reciben.

 
 
Los regalos de la primera comunión también son la forma de decir "gracias" a los invitados que participaron y ayudaron a que la celebración fuera especial. Un día que los niños nunca olvidarán.
 
Estas son las razones por las que los recuerdos de comunión, especialmente en los últimos años, ya no son baratijas innecesarias y engorrosas, destinadas a terminar, inevitablemente en un cajón.
 
Hoy la tendencia de los regalos de comunión respeta las siguientes reglas:
 
  • Originalidad
  • Utilidad
  • Sostenibilidad
 
Regalos útiles, sencillos, artesanales, respetuosos con el medio ambiente e interesantes desde un punto de vista gastronómico.
 
El gusto por la buena comida, el respeto por la naturaleza y las materias primas y, por qué no, una cierta sensación de ahorro, han hecho su camino en el mundo de las comuniones y han estimulado la imaginación de las celebraciones, dando vida a muy buenas ideas de obsequios especiales.
 
Pero lo que es aún más importante es regalar no solo el objeto, sino también lo que ponemos en él.
 

 

El recuerdo de un día especial con Aceite de Oliva Virgen Extra Casalbert

La elección de los detalles de la primera comunión siempre deja muchas dudas ¿Qué regalar? ¿Los invitados lo apreciarán? ¿Es imprescindible regalar un objeto de valor estético que seguramente se destinará a la parte más oscura de un cajón? Afortunadamente, las tendencias están cambiando y ¡qué mejor recuerdo de comunión para tus familiares y amigos que un regalo gourmet con aceite de oliva virgen extra!

El aceite de oliva siempre ha sido un símbolo de riqueza y prosperidad, de pureza, de acercamiento, de vínculos fuertes y duraderos. Desde tiempos remotos el aceite se considera sinónimo de riqueza.

La propuesta de Casalbert de ofrecer unas originales y graciosas latas de aceite de oliva virgen extra como obsequio para los invitados, representa una ruptura de los regalos clásicos, pero, por otro lado, amplía y cambia el concepto de tradición del objeto mismo al territorio y sus recursos. Regalar un producto típico como recuerdo de un día de celebración muestra una conexión profunda con la propia tierra.

 

 lata arbequinalata villalongalata serrana

 Formato: Lata de Aove de 200 ml

Medidas:  9,5 cm alto x 6,2 cm de ancho x 4,5 cm de profundidad

 

La gran calidad del aceite de oliva virgen extra Casalbert 100% de la Comunidad Valenciana, combinado con el diseño de nuestros envases, marcará la diferencia y dejará en tus invitados un recuerdo delicioso y especial.

Si desea más información sobre cómo realizar un pedido, por favor, no dudes en contactar con nosotros para recibir más información. Llámanos al 96 149 08 18 o envíanos un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 

Sabores, originalidad, identidad y personalidad… ¡Descubre una nueva forma de regalar con nuestros AOVES!

 

 

 

  

 

 

%MCEPASTEBIN%