El aceite de oliva virgen extra es el potenciador por excelencia de la cocina mediterránea, capaz de expresar de forma única la aromaticidad de los platos con los que se combina. La elección entre los diferentes tipos de aceite nunca es sencilla, cada aceite es diferente, dependiendo del tipo de oliva, las condiciones climáticas del suelo y las técnicas de procesamiento.

 

España está dotada de un excepcional y variado patrimonio olivarero: hoy en día se han estudiado más de 200 variedades de las cuales es posible extraer aceites virgen extra. Muchas tipologías que, por un lado, constituyen la máxima expresión de tipicidad y peculiaridad territorial, como el aceite monovarietal, por el otro, la expresión de un mercado, de un sabor y la investigación en continua evolución, del coupage de aceite de oliva.

 

 

 

¿Qué es el aceite monovarietal o monocultivar?

La variedad monocultivar o monovarietal es un aceite extraído exclusivamente de una sola variedad de aceitunas.

Estos tienen la capacidad de reforzar la identidad de las diferentes tipologías locales gracias a la unión de características químicas y físicas relacionadas con su patrimonio genético personal. Mejoran las cualidades de cada cultivo gracias al procesamiento durante el proceso de molienda en la planta.
 
Destacan una tipicidad territorial y su propia identidad. Cada tipo de aceituna es única y peculiar en su apariencia y composición. Como resultado, se comporta de manera diferente en función de:
 
  • Tiempos de maduración
  • Cambio climático. Fuerte o débil resistencia a las diversas condiciones climáticas
 
Y es por eso que cada aceite es diferente de otro. El aceite de oliva virgen extra monovarietal es puro, de calidad y es un excelente manifiesto de excelencia del territorio.

 

Coupage de aceite de oliva

A diferencia del aceite monovarietal, el coupage es una mezcla de aceites extraídos de diferentes variedades de aceitunas. Estamos hablando del arte de la mezcla o el hábil trabajo de saber combinar elementos básicos de excelencia para obtener un producto final de alta calidad con características sensoriales muy diferentes y más complejas que los componentes individuales.
 
Por lo tanto, la mezcla no es una "ciencia" exacta, sino que, por el contrario, es la variable más variable que puede existir y el maestro aceitero tiene la tarea de seleccionar cuidadosamente los elementos de partida y elegir los aceites extra vírgenes más adecuados para la realización de su proyecto. En este sentido, debe decirse que no todos los aceites de oliva son adecuados para ser parte de una mezcla y que la "magia" consiste en alcanzar el resultado deseado, incluso a lo largo de diferentes rutas y combinaciones.

 

¿De qué depende la elección? ¿Cuál es mejor ? ¿La calidad es la misma?

Como podrás haber adivinado, no hay respuestas a estas preguntas ya que son dos tipos completamente diferentes de aceite de oliva, pero esencialmente lo mismo. Tanto los aceites monovarietales como las mezclas resultantes pueden ser fantásticos, siempre que se hayan respetado correctamente todas las fases de la larga cadena que va del campo a la botella.
 
Si quieres un aceite de oliva virgen extra que sea representativo de una región, probar sus aromas y sabores, el monocultivar es para ti. Un excelente ejemplo del aceite monocultivar es la variedad: Serrana de Espadán.
 
Puedes probar nuestro Aceite de oliva virgen extra "Flor de Espadán", un DOP monovarietal 100% de la Comunidad Valenciana, con un sabor suave e inesperado.
 
flor de espadan monovarietal
 
Si, en cambio, estás buscando un aceite de oliva virgen extra que se adapte a más platos y combine aromas y sabores de una manera única, un coupage es la elección correcta. Te invitamos a probar el aceite de oliva virgen extra “GOURMET, recién galardonado con la Medalla de Plata en el concurso internacional Oil China Competition 2019.
 
Oil China Competition 2019 Silver Olive Light
 
Entre las numerosas cualidades de este coupage cabe destacar los toques afrutados a almendra y manzana siendo en boca un aceite suave, con paso amable y equilibrado, dejando un sensación limpia y fresca. Su aroma refleja las variedades de su composición. Recomendado para tomar tanto en platos fríos como en calientes, resulta un aceite ideal para aderezos en crudo pues sus cualidades organolépticas contribuyen a completar el sabor de los platos.

 

¿Y tú qué tipo de aceite de oliva virgen extra prefieres? ¿Monovarietal o coupage?