10 formas de usar el aceite de trufa negra Casalbert en la cocina

El aceite de oliva virgen extra aromatizado con trufa es un ingrediente excelente para aportar un toque sofisticado a tus recetas. Con un poco de creatividad, podrás añadir sabores únicos en segundos a tus platos. Aquí tienes algunos consejos para usar el aceite de trufa negra en tu cocina y algo de inspiración para ayudarte a comenzar.

 

¿Qué es el aceite de oliva virgen extra aromatizado con trufa?

El aceite de oliva infusionado con trufa, también conocido como aceite de trufa, debe su nombre al proceso de infusión utilizado durante su producción. Un aceite infundido comienza con una base neutra como el aceite de oliva virgen extra para actuar como portador del sabor deseado. Luego, se integra un agente aromatizante con el aceite base para obtener un sabor rico. Para el aceite de trufa, estos agentes aromatizantes son trufa blanca o negra.

El sabor y el aroma de una trufa están envueltos en cierto misticismo, especialmente si nunca has probado una trufa. Las trufas son esencialmente hongos que crecen bajo tierra. Su rareza y sabor único, los convierten en un manjar de alta cocina. Puede ser difícil describir el sabor de una trufa, pero muchos usan términos como amaderado, terroso, ajo y afrutado. El sabor es complejo e intenso, lo que le permite aportar carácter a una amplia variedad de platos.

Antes de comenzar a experimentar con el aceite de trufa, es importante tener en cuenta que es mejor utilizarlo como aceite de acabado. Los aceites de acabado están destinados a rematar y adornar los platos en lugar de cocinarlos. Esto se debe a que los aceites de acabado tienen un punto de humo más bajo y pueden perder su sabor cuando se exponen a un calor intenso. Para experimentar la plenitud del sabor de un aceite de oliva virgen extra de trufa, añádelo justo antes de servir y comer. Unas pocas cucharadas de aceite es todo lo que necesita para añadir a tus platos un sabor gourmet con un mínimo esfuerzo.

 

  

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA AROMATIZADO CON TRUFA NEGRA 250ML

 

Maneras de usar el aceite de trufa Casalbert en la cocina

Cocinar con nuestro aceite de oliva virgen extra aromatizado con trufa es tan sencillo como identificar y combinar sabores en tus recetas. El aceite de trufa transmite un sabor único, lo que lo hace ideal para platos que aún no tienen un sabor intenso. Estas son algunas formas sencillas en las que puede incorporar el aceite de trufa Casalbert en tu cocina.

 

1. Sobre palomitas de maíz

 

Sin añadir saborizantes, las palomitas de maíz son casi un lienzo en blanco. La sal y la mantequilla tradicional contribuyen en gran medida a hacer que las palomitas de maíz sean apetitosas, pero no las convierte en un aperitivo gourmet exactamente. Añadir un poco de aceite de trufa a la mezcla de mantequilla y sal puede llevar este tentempié a un nivel completamente nuevo.

Simplemente combina un poco de aceite de trufa con la mantequilla derretida y la sal y vierte la mezcla sobre las palomitas de maíz. Esta es una forma extremadamente sencilla de probar el aceite de trufa y presentar a tus invitados nuevos sabores.

 

2. Sobre patatas fritas

 

Tanto las patatas fritas caseras como las congeladas pueden beneficiarse de algunos complementos. Si bien muchos recurren al queso, el baicon o la salsa de tomate, el aceite de oliva virgen extra aromatizado con trufa, puede ser un sustituto mucho más elegante. Cuando termines las patatas fritas, cúbrelas con un poco de queso parmesano recién rallado, sal marina, perejil y una cucharada de aceite de trufa.

Con un aderezo tan delicioso ¡es posible que incluso desees preparar las patatas fritas con aceite de trufa como plato principal!

 

3. Encima de la pizza

 

Hacer pizza en casa te permite transformar este básico del menú habitual en un plato de primera clase. Desde la masa hasta los tipos de coberturas que utilices, con un poco de aceite de trufa todo puede mejorar instantáneamente con un mínimo esfuerzo.

El aceite de trufa funciona bien con recetas de pizza blanca. La falta de salsa de tomate reduce la acidez del plato y permite que el aceite de trufa ocupe un lugar central. Rocía una pequeña cantidad de aceite de trufa sobre la pizza justo antes de servir para obtener una deliciosa combinación de pan, queso y aceite.

 

4. Con huevos

 

Los huevos son uno de nuestros desayunos favoritos, con una versatilidad aparentemente infinita.

Ya sea que los prefieras revueltos en lugar de fritos, rellenos o duros, añadir aceite de trufa puede mejorar tu desayuno o almuerzo. El aceite de trufa aporta un sabor a champiñón, que complementa el sabor a huevo existente. Rocía un poco de aceite de trufa justo antes de servir y listo.

 

5. Sobre pasta

 

El aceite de trufa combina bien con una variedad de estilos de pasta, desde las clásicas hasta la más sofisticadas. Los sabores comunes de la pasta como el queso, champiñones y ajo complementan el sabor único de la trufa. Una pizca de aceite de oliva virgen extra con trufa puede elevar tu receta a la de un restaurante italiano de cinco estrellas.

Para añadir aceite de trufa en tus platos de pasta, experimenta con diferentes combinaciones de formas de pasta y salsas. Solo tienes que añadir una pequeña cantidad de aceite de trufa antes de servir. El aceite proporcionará un nivel único de profundidad y complejidad a los sabores de la pasta.

 

6. En la sopa o crema

 

Las sopas o cremas con un perfil de sabor enfocado a un tipo de alimento presentan simplicidad en su máxima expresión. Los ejemplos comunes de estaos platos incluyen las variedades de sopa de cebolla, coliflor y champiñones. Estas recetas tienen ingredientes mínimos para un sabor rico y concentrado. El aceite de trufa aportará profundidad a una sopa bien elaborada, lo que puede mejorar aún más su riqueza y calidez.

Recuerda añadir una pequeña cantidad de aceite de trufa en la sopa justo antes de servir para preservar su sabor. Cualquiera que sea la receta, unas gotas de aceite de trufa aportarán sofisticación al instante.

 

7. En una vinagreta

 

Las ensaladas son un lienzo en blanco con opciones casi ilimitadas para añadir color y sabor. No importa qué verduras y aderezos prefieras, una vinagreta puede realzar tu ensalada con sabores complejos. Para llevar tu vinagreta un paso más allá, añade un poco de aceite de trufa.

 

8. Sobre patatas asadas

 

Para una alternativa de patatas que sea más saludable que las patatas fritas, considera alguna receta de patatas asadas. Elije una patata con piel fina para obtener los mejores resultados.

Este clásico de la cocina no requiere mucha elaboración. Cubre tus patatas con sal, aceite de trufa y algunas hierbas para un plato sencillo y delicioso. El aceite de oliva virgen extra aromatizado con trufa, le da a las patatas asadas un sabor terroso con profundidad. Sírvelas junto con verduras y carne para una comida completa y deliciosa.

 

9. Como guarnición de pan

 

El pan es el alimento básico por excelencia para una comida de cualquier calibre. Sus sabores sutiles son irresistibles por sí mismos, pero también es una excelente base para complementos.

Ya sea que hornees tu pan en casa o lo compres, añade aceite de oliva virgen extra aromatizado con trufa para disfrutar de un nuevo sabor.

 

10. Rociado sobre pescado

 

El tipo de pescado que cocines determinará qué tipo de perfil de sabor adquiere tu comida. Por ejemplo, los pescados suaves como el bacalao tienen menos sabor a “pescado”, mientras que el salmón y el atún tienen un sabor con más cuerpo.

El aceite de trufa complementa todo tipo de sabores de pescado. Cuando se rocía sobre un pescado de sabor suave, el sabor del aceite de trufa brilla sin la necesidad de una variedad de hierbas o zumo de limón.

Además de platos de pescado más sabrosos, el aceite de trufa puede aportar profundidad a la receta y un estilo único. Puedes ser creativo con tus combinaciones de aceite de trufa y pescado para encontrar el maridaje que más te guste. Utiliza una cucharada o dos de aceite de trufa sobre el pescado justo antes de servir para obtener el máximo sabor.

 

Las recetas propuestas por Aceites Albert promueven la cultura del aceite de oliva, un verdadero arte que expresa todos los valores de la excelencia y la pasión por la gastronomía española.