¿AOVE e Insectos? ¡Un maridaje inaudito!

¿Aceite de Oliva Virgen Extra e Insectos? Sí, has leído bien, hoy queremos ofrecer una combinación fuera de lo común para muchos amantes del AOVE: los insectos.

 

La cocina gourmet del futuro

 

Cada vez escuchamos más hablar de este “alimento del futuro“. La entomofagia es una dieta que ve a los insectos como protagonistas del plato. Pero, ¿por qué comer insectos? Algunos lo encontrarán repugnante, incluso cuando en muchas culturas, comer insectos forma parte de la dieta habitual. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los insectos contienen todos los nutrientes que el cuerpo humano necesita. Son sostenibles ya que su crianza no genera un alto impacto ambiental. En definitiva, basta con superar nuestros prejuicios.

¿Dónde encontrar insectos comestibles? Los insectos se comercializan libremente en la UE desde principios de 2018. Es posible encontrar empresas especializadas y certificadas para este tipo de cría, se pueden adquirir en mercados y hasta grandes superficies, un ejemplo de ello es Carrefour, que los comercializa en distintos supermercados y también a través de su página web.

Muchos chefs se acercan a esta opción gastronómica que también se puede definir como vegetariana ya que proviene de granjas sostenibles. ¿Por qué son sostenibles? Necesitan mucha menos agua para sobrevivir, menos comida y menos tierra. Al fin y al cabo, dadas las condiciones climáticas que existen en la actualidad, también hay que tener en cuenta este tipo de dieta.

Dicho todo esto, en Casalbert, como con cualquier otro alimento susceptible de ser maridado, hemos preparado una selección de aceites de oliva virgen extra para armonizar con insectos.

 

 

Maridaje de AOVE con insectos

Los insectos no tienen un sabor particularmente fuerte, depende básicamente de lo que comen. Hay más de 1500 especies de insectos comestibles. Nos limitamos a recomendar algunos.

Polillas de la harina

De gran calidad nutricional, como todos los insectos comestibles, tienen un sabor muy similar al de los camarones y algunos dicen que incluso al cacao.

Lo ideal, para este maridaje entre AOVE e insectos, es utilizar un frutado ligero, dulce y muy delicado. En este caso recomendamos un aceite particular con toques afrutados y almendrados, con notas a hierba y alloza y otras frutas como cítricos y manzanas: el Aceite de Oliva Virgen Extra ECOLÓGICO Casalbert.

 

 

 

Grillos y langostas

Su sabor recuerda principalmente al marisco y además en este caso es preferible utilizar un aceite de frutado medio a intenso.

Recomendamos el Aceite de Oliva Virgen Extra Reserva de la Familia, de producción exclusiva y limitada. Un aceite frutado intenso con notas herbáceas y frutales, es ideal para acompañar crudo con este tipo de insectos.

 

 

 

Gusanos de miel

Tienen un sabor muy delicado similar al de los piñones. ¿Y qué AOVE podemos combinar con un sabor como este? un Aceite siempre con un frutado ligero y con Denominación de Origen Protegido: el “Flor de Espadán” de Casalbert tiene el suyo en la Comunidad Valenciana.

De suave sabor y sin rastros amargos, es un aceite de aroma elegante y amplio en nariz, con descriptores que recuerdan a un prado verde. En boca destaca por su suavidad, recordándonos el fruto del que procede en toda su plenitud, dejando en el retrogusto un ligerísimo y equilibrado tono picante.

 

 

¿Has probado alguna vez los insectos comestibles? ¡Cuéntanos tu experiencia!