Las meriendas más deliciosas con aceite de oliva virgen extra

¿Por qué hoy los nutricionistas prestan tanta atención a las grasas que consumen los niños? En esta fase de la vida, los lípidos o “grasas” juegan un papel muy importante, tanto en cantidad como en calidad. ¿Cuáles son las mejores fuentes para obtenerlos? ¿Y cómo podemos alimentar a los pequeños de la casa de forma saludable sin renunciar a una merienda deliciosa? Veamos juntos en qué nos puede ayudar el aceite de oliva virgen extra.

 

La importancia del aceite de oliva virgen extra en la alimentación infantil

El aceite de oliva virgen extra en los niños juega un papel muy importante, además del nutricional:

– Es fundamental en la mineralización y desarrollo de los huesos gracias a la presencia de ácido oleico.

– Es válido en la prevención de la aterosclerosis, que según muchos estudiosos ya podría desarrollarse desde esta temprana edad.

De aquí surge la necesidad de proporcionar al niño una dieta en la que prevalezcan los ácidos grasos monoinsaturados, mientras que los ácidos grasos poliinsaturados deben representar el 8-10% del total de calorías con una relación adecuada entre w6 y w3. ¿Y cómo hacerlo mejor? Estas necesidades encuentran una respuesta óptima precisamente en la composición del aceite de oliva virgen extra.

 

La merienda saludable

Una de las comidas más importantes para los niños es la merienda: un hábito saludable que muchas veces se confunde con el término “snack”, ese producto envasado rico en ingredientes industriales, lejos del concepto original.

Los hábitos, a partir de los años 70, se han visto influidos por los diferentes estilos de vida, por el tiempo disponible y por el bienestar económico, lo que ha llevado a un alejamiento de la sencillez y la autenticidad. Los niños necesitan energía para crecer, jugar y aprender (la merienda representa el 10% del requerimiento calórico): para ellos, una merienda sana y equilibrada es fundamental, pero igual de importante es su sabor y presentación.

Aquí tienes algunas ideas de meriendas saludables para niños con aceite de oliva virgen extra, que podrás hacer en casa sin demasiado esfuerzo, de forma rápida y saludable.

 

Yogur blanco y chocolate con aceite de oliva virgen extra:

importancia del aceite de oliva virgen extra en la alimentación infantil

El yogur es la base de la merienda para grandes y pequeños. Una buena opción podría ser el yogur blanco descremado con un cuadrado de chocolate con aceite de oliva virgen extra. Para hacerlo aún más atractivo para los niños, puedes congelarlo creando barras de yogur en las que luego se puede rallar el chocolate por encima.

 

Galletas con aceite de oliva virgen extra:

importancia del aceite de oliva virgen extra en la alimentación infantil

Estas galletas son una alternativa válida a las galletas industriales empaquetadas. Basta sustituir la mantequilla por aceite de oliva virgen extra en la masa para obtener unas galletas sabrosas y saludables. El aceite, en este caso, debe ser un frutado ligero y delicado: los niños no son amantes de los sabores fuertes. Los aceites de las variedades arbequina, serrana de espadán, hojiblanca o royal, por su naturaleza suave, son los más adecuados.

Verduras crudas y patatas al horno con aceite de oliva virgen extra:

Caprichosos palitos de zanahoria o apio con formas imaginativas y divertidas, aderezadas con aceite de oliva virgen extra. Jugando con las apariencias, también puedes crear “chips” vegetales al horno con un delicioso aceite de oliva virgen extra.

 

Pan y aceite de oliva virgen extra:

importancia del aceite de oliva virgen extra en la alimentación infantil

El clásico atemporal, como nuestros abuelos, que sigue siendo una de las mejores soluciones de la historia. ¡Pan, preferiblemente integral! Se puede tostar y acompañar de aceite de oliva virgen extra crudo y tomate. O puedes utilizar un aceite de oliva virgen extra con toques de campo y tomate, que te permitirá degustar el sabor evitando las molestas “semillas” de los tomates.

 

Palitos de pan con aceite de oliva virgen extra:

También puedes optar por sustituir los habituales paquetes de rosquilletas industriales por palitos de pan de aceite de oliva virgen extra, acompañados de una fruta.

De esta forma, el aceite de oliva virgen extra se convierte en un “break” goloso, saludable y nutritivo que une a todos: adultos, niños, sabor y salud.

 

Fuente:

The effect of olive oil on osteoporosis prevention

El aceite de oliva en la alimentación infantil